Tala de ciprés. Las raíces dañaban instalaciones subterráneas.